Podemos decir que en la postura de una persona se halla escrita su historia, su carácter, su temperamento, su estado de ánimo actual y a través de esto se podrá hacer una lectura del individuo, por lo que es correcto decir que el cuerpo y su postura tienen su propio lenguaje simbólico.  Una de las cosas que nos pueden ayudar son los masajes.  A través de ellos, conseguiremos paliar el dolor y malestar que sufrimos.

Sentimientos, postura y lesiones

De acuerdo a lo anteriormente expresado se puede comprender la relación entre los sentimientos y la postura, pero es muy importante destacar que las posturas adquiridas, cuando se sostienen en el tiempo en forma permanente se cronifican, eso lleva a un desajuste de todo el sistema esquelético que arrastra consigo tensiones en los ligamentos, fricciones en los cartílagos de las articulaciones, acortamientos, alargamientos, hipotrofias e hipertrofias musculares, pero fundamentalmente la pérdida de elasticidad de algunos sectores de las estructuras de tejido conjuntivo que conforman la anatomía de las fascias del cuerpo, todo esto va a llevar a que en algún momento de la vida de la persona, un punto determinado de su cuerpo se lesione afectando distintos tejidos y elementos, caracterizándose por la falta de alineación y balanceo de los mismos, produciendo un mal funcionamiento primero a nivel de la fisiología histológica para que luego se modifique la estructura anatómica de estos elementos ( músculos, ligamentos, fascias, cartílagos, etc.), cuando me refiero a la fisiología histológica me estoy refiriendo al funcionamiento de los tejidos ( tejido conjuntivo, tejido muscular, etc.), estas alteraciones histológicas llevan a formaciones patológicas como son por ejemplo y principalmente la aparición de un neo-tejido ( nuevo tejido alterado del original ) como ser el tejido fibroso que se caracteriza por la formación del acúmulo de catabolitos ácidos de las sustancias de deshecho del metabolismo de las células de los tejidos, esto para hacerlo sencillo no es ni más ni menos que la ”basura metabólica” que se produce por el mal funcionamiento que parte de la base de la falta de alineación y balanceo de las zonas que hacen que se reduzcan los espacios de ciertas zonas del cuerpo y la circulación de los vasos ( arterias, venas y linfáticos ), sea deficitaria, por lo tanto la entrada de oxígeno y nutrientes por la vía arterial va a ser pobre y la salida de la basura metabólica por la vía venosa, va a ser escasa o nula, de esta manera se van a producir los acúmulos que terminan generando el tejido fibroso y por otro lado el
debilitamiento de las otras estructuras (músculos, ligamentos, fascias, cartílagos), por falta de alimentación adecuada, para llevarlo a un ejemplo práctico las lesiones que se producen por este problema en el cuerpo serían lo mismo que si a un sector de una ciudad se lo aísla del ingreso de los elementos básicos para su supervivencia, al tiempo que se le impide la eliminación de los deshechos cloacales y la basura producida por la
población, rápidamente aparecerían las enfermedades entre sus habitantes.

Expresión física, somatización y lesiones:

postura y lesiones

malas posturas y dolores corporales

Volviendo a la línea original de pensamiento que quiero expresar en este post, si bien los sentimientos se expresan a través de los músculos y estos tienen un lenguaje y una gramática que expresan lo que significa, la sumatoria de los músculos expresarán un lenguaje y una gramática de lo que significan las posturas, por ende, cuando las posturas producen lesiones por lo antes dicho, estas tendrán también un significado simbólico
con respecto a los sentimientos que nos quieren expresar, siendo aún esta más importante porque incluirán el dolor y llamarán la atención por la necesidad que sugieren de las demás personas y a esto me referiré en los próximos capítulos, porque
síndromes tales como el dolor de cabeza, las migrañas, los mareos, el dolor de cuello, dolor de espalda y otros, tienen significaciones puntuales en lo que refiere a situaciones tales como el cúmulo de sentimientos que nos llevan a un “ no doy más”, “voy a perder la cabeza”(me voy a volver loco), “ tengo un nudo en la garganta” (llanto contenido), “dolor cervical” (imposibilidad de sostener la cabeza erguida), “dolor lumbar” (sacroileítis, el quiebre de la voluntad), “dolor de rodillas” (sumisión), entre otros.
Podríamos decir entonces que los músculos son las letras, los segmentos corporales las palabras, las posturas las frases y las patologías producidas el significado de estas, por lo que si utilizamos todos estos elementos el cuerpo es un libro que expresa la vida de cada persona.

Extractado del libro: «Confesiones del Cuerpo», Ariel Joselovsky.

Recibe un Masaje Terapéutico y Preventivo de lesiones

¿Te gustaría mejorar tu estado de ánimo y físico a través de la terapia corporal con técnicas de Masaje Oriental?

LLame ahora a Nuestro Centro, Telf: 686 57 60 91  Madrid

Abrir chat
LLame Ahora y libere de dolor su cuerpo: